ENTRE TU Y YO

LA PERIODISTA PAQUITA ARMAS FONSECA ME ENVÍA ESTE ARTÍCULO QUE COMPARTO CON USTEDES.
No soy amiga de Sonia Castro, pero la he visto a distancia luchar por mantener el programa Entre tu y yo, su hijo que ya tiene 16 años. Le pregunto cómo aguanta la presión y me dijo “nunca he pensado dejarlo, al contrario, estamos siempre reinventándonos porque cuando un programa tiene tantos años hay que actualizarlo, moverlo para que no aburra. Es un programa trabajoso, pero me da mucha satisfacción poderle hacer el bien a los demás, reconocerle el trabajo a mis colegas de la tv y de la radio, es lo mínimo que se puede hacer, teniendo en cuenta en las condiciones que se trabaja .El artista valora mucho el estímulo y eso es lo que hacemos”.

Durante todo el tiempo su conductora ha sido Irela Bravo, mientras los varones Ulises y David no están en Cuba, Corrales se encuentra enfermo, Alden se ha mantenido por un buen tiempo y a él se unen Alejandro y Faxas.

Durante todo el tiempo su conductora ha sido Irela Bravo, mientras los varones Ulises y David no están en Cuba, Corrales se encuentra enfermo, Alden se ha mantenido por un buen tiempo y a él se unen Alejandro y Faxas.

Para cada programa hay un guion de Jose Lopez Lazo   que permite aportes cómicos por parte de los conductores.  Pienso que a veces se pasan, pero en general es un desenfado respetuoso.

Como en todo programa donde existe una entrevista, su éxito dependerá del hombre o de la mujer que Irela se encargará de desnudar profesionalmente.  Escoger estas personas no es fácil y para realizarlo, Sonia me dice “se hace una lista de propuestas en el colectivo y después se llama al invitado a ver si está de acuerdo, posteriormente el guionista  realiza una investigación minuciosa de cada uno de ellos.  Se escogen por su relevancia y a veces por interés de la televisión”.

Entre tu y yo, y su directora, provienen y siguen perteneciendo a la dirección de propaganda de la televisión, de hecho es una revista cultural dedicada a la promoción televisiva y radial.

Durante 42 minutos, por Cubavisión, cada sábado a las dos de la tarde, menos en la programación de verano (¿no hace falta la promoción en ese lapso?) se transmite esta propuesta que nació con modestos objetivos, pero que con el tiempo parió el Premio de la popularidad.

Para algunas personas este concurso es un disparate porque no siempre los más famosos (se puede tener fama y no ser popular) son los mejores exponentes de sus haceres profesionales.

Otros especialistas le confieren por este premio un papel singular a Entre tu y yo porque tiene en cuenta a los públicos y tal interés debe crecer porque cada día más se debe conocer las necesidades y gustos de los diversos sectores poblacionales. Y cuidado: no hablo de ofertar lo que el público quiere, NO, hablo de conocer al destinatario para saber cómo ofrecer el producto comunicativo. En esto son fieras nuestros vecinos del norte: ningún programa televisivo es hecho por capricho, cada uno responde  a lo que necesitan vender y lo hacen de maravilla, con la mejor vaselina.

De ahí que con los resultados contradictorios de este premio lejos de hacerlo desaparecer lo que se impone es contribuir a que sea cada vez más cercano a lo más popular, no a lo más famoso. Otro ¡cuidado!: hay programas y artistas con ese premio que no son sólo famosos ¡¡¡son buenísimos!!!.

Opino que el ICRT  debe proponerse en el contexto del aniversario 65 de la televisión lograr que el Centro de Investigaciones Sociales cuente con los recursos necesarios para realizar encuestas válidas por su cantidad y distribución por público.  Por ejemplo sobre los programas infantiles deben opinar niños y niñas, no adultos, así debe ser también  con los  jóvenes.

Pero a la investigación del CIS se puede y debe unir una encuesta publicada al menos tres veces en el periódico Juventud Rebelde para que quien la reciba la conteste y eche en un buzón. Eso se puede hacer también en el tabloide Lucas.

No se debe desdeñar sino estimular la encuesta que realizó en esta oportunidad el Portal de la Televisión Cubana y que sus resultados fueron actualizados permanentemente. Pienso incluso que algún programa de la radio nacional pueden recibir los resultados de las encuestas.

Ahora bien, todo eso no tiene ningún valor  si la encuesta no se elabora con el rigor y las preguntas  posibiliten las respuestas más fidedignas.

Sugiero que se tenga en cuenta quienes compiten ¿es justo que “se enfrenten” el Canal educativo dos con pocas horas de transmisión con buenas propuestas culturales con Cubavisión que trasmite con la mayor frecuencia, las telenovelas y los programas humorísticos?.

Queda un trecho para que sea mejor esta propuesta del premio de la popularidad. No deseo terminar estas líneas sin reconocer la gala de premiación en el teatro Lázaro Peña. Hubo un buen elenco y una concepción ágil del espectáculo.

En el reinvento permanente de su programa Sonia y su equipo no deben estar solos, todos los implicados en hacer una mejor televisión deben pre(Ocuparse) por este espacio y que todo quede “entre nosotros”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: