CUBA: ¿EL REGRESO DE LAS PRIMERAS DAMAS?

043647a9b05561799d45bc5438ec3833_L

Una foto de la gira del vicepresidente cubano Miguel Diaz-Canel por el continente asiático me puso curioso. En la instantánea, el funcionario se retrata junto al dignatario chino Xi Jinping y dos mujeres aparecen en ambos extremos del encuadre. ¿Sus esposas?

Luego del efímero gobierno de Manuel Urrutia (primer presidente del período revolucionario)  la costumbre de presentar públicamente a las esposas de los mandatarios quedó en desuso. Quizá porque se veía como uno de esos rezagos capitalistas que la nueva Cuba debía barrer. Tal vez por la propia seguridad de las familias de los altos mandos barbudos, a quienes, en honor a la verdad, se les planificaron atentados como para superar ampliamente la franquicia Terminator.

Ni Osvaldo Dorticós, ni Fidel Castro, ni ahora su hermano Raúl han exhibido a sus parientes más cercanos. Oliver Stone, en su largometraje documental Comandante, trata de escarbar en la vida privada de Fidel, y se encuentra con una muralla y cierto rubor.

Que Diaz-Canel -sin dudas el “relevo” que prepara el gobierno de la isla- pose frente a los lentes del mundo junto a su compañera de la vida es un indicador. ¿De qué? Pues de cómo cambian ciertos protocolos diplomáticos, públicos, que antes ni se tenían en cuenta. Los modos de proceder y mostrarse a los demás son síntomas de que se perfilan direcciones nuevas.

Según la Fundación Botín, el término Primera Dama se comenzó a utilizar en Estados Unidos en 1877 cuando la periodista María C. Ames definió a Lucy Webb Hayes, esposa del Presidente Rutherford B. Hayes, como “la Primera Dama de la Tierra” (The First World’s Lady).

“La Primera Dama es la mujer o cónyuge del presidente de un país, o en su defecto, alguien que cumple esa función”, explica la institución latinoamericana. En Cuba, durante mucho tiempo la mítica guerrillera, Celia Sánchez, cumplió determinadas tareas protocolares como acompañar al Presidente en viajes o recepciones oficiales y participar activamente en actividades benéficas o sociales.

 

 

 

Anuncios

5 comentarios

  1. Vilma también fue primera dama, es la que asistía a todas las reuniones de 1ras damas etc; pero también porque tenía responsabilidades políticas que la legitimaban, como presidenta de la FMC y miembro del Buró político del PCC

    Me gusta

    1. Gracias por el dato! 😉

      Me gusta

  2. […] Original de Tenía que decirlo/El blog de Yoe Suárez […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: