GRAZIELLA

GP1.jpg

Nació en Paris en 1932, en la misma época en que su padre pinta fundamentales telas como Paisaje cubano, Los campos magnéticos, Agua marina y, Alejo Carpentier publica Ecué—yamba—ó

A los siete años Graciella llega a Cuba y es recibida —bautizada— por la bulla habanera (primero hotel Packard y, luego, Peña Pobre 65), ese perenne y endémico bullicio habanécue que la conoce bien y, sabe que con la tenaz nieta de Dominico F. Pogolotti (de la Giaveno italiana), no se puede.

Que con una Heroína del Trabajo de la República de Cuba, con Medalla ganada en la Biblioteca Nacional (María Teresa Freyre de Andrade), la UNEAC, Ministerio de Cultura, Academia Cubana de la Lengua, Doctora en Filosofía y Letras, fundamentales ensayos, fecundas labores en el Grupo Teatro Escambray, presidencia de la Fundación Alejo Carpentier, curiosa lo mismo por Roma, París que por Calabazar, porcelanas de Sévres, la flamenca Brujas de los encajes que la habanera Guanabacoa de ñáñigos y abakuás… no, no se puede, no hay bulla que valga.

Autora de textos como Examen de conciencia, El camino de los maestros, El oficio de leer, Teatro y Revolución (antología y prólogo), Experiencia de la crítica, Alejo, el ojo crítico, Dinosauria soy…

Orden “Frank País”. Orden “Carlos J. Finlay”. Orden “Félix Varela”. Orden “Ana Betancourt”. Orden “Mariana Grajales”. Miembro de Honor de la APC, Premio Nacional de Crítica de Arte, Premio Nacional de la Enseñanza Artística, Premio Nacional de Literatura, Premio Anual de la Crítica Literaria por el libro Dinosauria soy.

Qué más, Graziella, Lúcida Dinosaura Pensante?.

Gracias, qué bueno es tenerte.

 

TEXTO INÉDITO DEL POETA Y PERIODISTA FÉLIX CONTRERAS

 

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Alberto Junior Hernandez Morales · · Responder

    Toda la admiración que alguna vez le tuve desapareció el dia que publicó ese artículo en juventud rebelde minimizando el error en el exámen de ingreso de mates y sin tocar el hecho de que le habian mentido descaradamente al pueblo y ni una disculpa habian pedido ni a los estudiantes ni a sus padres.

    Me gusta

    1. No he leído el artículo pero recuerdo ese episodio escansaloso de los éxames de ingreso a la educación superior y fue en verdad muy desagradable. Por otra parte creo que Graziella es una voz a la que debemos atender por su maestría y lucidez como ensayista, principalmente.
      Un abrazo Albert….

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: