HOGAR HOGAR

Tantas puertas que yo abrí,

Tantas casas diferentes,

Cien mil llaves que pusieron

A cantar a los cerrojos.

Pero yo desconocía

Aquello que era habitar.

Era solo un verbo asido

Al barranco de la ausencia.

 

Yo pretendí en este barrio

De volubles domicilios

No pretender ni el portal

Por el simple y llano gusto

De abrir verjas diferentes:

Entrar como los raptores,

Pernoctar en los jardines,

Espantar a los gorriones,

Tomar la fruta del patio,

Encrespar a los sabuesos.

abriendo-la-puerta.jpg

Una tarde de aguaceros

Se me abrieron tus ventanas.

Algo hiriente, como un sol,

Te iluminaba por dentro.

La señal no fue el desierto,

Sino la urbe en tus pasillos.

Yo quería un techo firme

Y un umbral para secarme,

Aunque aún no lo sabía.

 Ciudad de Holguín, 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: