Carta abierta de Arístides Vega Chapú a la Dirección del periódico ‘Vanguardia’

Saludos afectuosos,

El periódico Vanguardia de mi provincia ha censurado un artículo mío que fue solicitado por ellos mismos. Nada que a esta altura llame la atención de nadie. Lo único que hace diferente esta censura es que se hace obvio no la provocó mi artículo de opinión cultural, que pasó por la edición y la aprobación de todo el que en ese medio tiene esa misión. Ha sido una censura a mi persona por haber escrito una pequeña nota solidarizándome con los periodistas de ese medio que escribieron una carta reflexiva e inteligente en que justamente denunciaban la censura constante de ese medio y que aprovecho ahora para ratificar mi adhesión a todo lo que valientemente expusieron esos periodistas jóvenes.

Ha sido más fácil y predecible desvirtuarlos, poner en duda si fue una carta escrita desde el Comité de Base de la UJC o solo pensada por algunos de sus militantes, si fue una maniobra impulsada por el enemigo o si fue inoportuno publicarla en medios digitales que detenerse con autocrítica y desprejuicio en cada uno de los irrebatibles argumentos que están expuestos en esa misiva. Tampoco eso es nada nuevo para quienes tienen muy poca o ninguna visión política o solo están preocupados en no perder puestos y prebendas aun cuando sea a costa de validar la mediocridad o la verdad a media, o lo que es aún más peligroso, desatender criterios de jóvenes inteligentes y evidentemente comprometidos con su oficio.

Lo cierto [es] que Vanguardia no refiere para nada la rica vida cultural de Villa Clara y mucho menos sus complejidades y deficiencias. Prefieren publicar textos de canciones dudosas y notas de la vida del actor o la actriz que ha puesto de moda la novela televisiva del momento, para sumarse a esa avalancha que pretende borrar los verdaderos valores de la cultura cubana visualizando sin escrúpulos una seudocultura decadente, frívola, que tiende al desarraigo y complace a quienes prefieren el descompromiso. En tal sentido es una suerte que mi nombre no aparezca en sus páginas y la única explicación del porqué las opiniones de la intelectualidad de esta región no tengan espacio en esa publicación desde hace años.

Arístides Vega Chapú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: