Joven periodista cubana entre los nominados al Premio Gabriel García Márquez

La joven reportera cubana Mónica Baró cuenta entre los 10 finalistas que integran la Selección oficial del Premio de Periodismo Gabriel García Márquez, uno de los más importantes de habla hispana.
“Hay quienes trabajan toda la vida y nunca ganan un premio. En este caso, más que una nominación a una periodista, dentro de un medio específico, este es un reconocimiento a todos los que desde Cuba le apuestan al periodismo, así, a secas”, subrayó Elaine Díaz, al frente de Periodismo de Barrio.
El texto “La mudanza“, publicado en esa web en febrero de este año, aborda los problemas de una comunidad periférica de la ciudad de Santiago de Cuba.

Mónica Baró.jpg

Mónica es la primera cubana nominada al Premio Gabriel García Márquez, auspiciado por la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano. (Foto tomada de su perfil de Facebook)

Sobre la nominación, la autora expresó en declaraciones a Tenía q decirlo: “me hace sentir orgullosa del reportaje, de Periodismo de Barrio y los principios que defiende, de mi profesión, de los lugares donde he trabajado, de la facultad donde estudié, en fin, de todo lo que me ha permitido llegar hasta este momento de mi vida. Pero, principalmente, me anima a continuar trabajando”.
Baró compite junto a nueve trabajos de profesionales de la prensa de Chile, Perú, Colombia, El Salvador, Portugal, Brasil y Argentina, publicados en medios de larga trayectoria y prestigio como El Mercurio, Etiqueta Negra y Revista Anfibia.
“No siento la nominación como un punto de giro en mi vida profesional. Lo único que te hace crecer profesional y humanamente son las historias a las que te enfrentas, los protagonistas de esas historias, los errores (mucho los errores) y las personas con quienes trabajas. El crecimiento profesional es ante todo un crecimiento humano”, agregó.
La joven habanera, primera cubana en competir por el Premio, probará fuerza además con algunos de los nuevos periodistas más talentosos de la región como el salvadoreño Carlos Martínez.

PremioGGM.png

“Un reconocimiento de este tipo anima, entusiasma, da fuerzas, pero no siento que me defina en ningún modo. Creo que cuando investigas una realidad e intentas luego transformar esa investigación en una historia que a la gente le importe, ser o no ser finalista en un premio no es un soporte, ni una llave mágica, ni una garantía de nada. El jurado más difícil siempre será la realidad, tus personajes y tus fuentes”, expresó.
El día en que se enteró de la noticia revisaba la agenda de Periodismo de Barrio para el mes siguiente: reportajes, investigaciones, estrategias de fuentes; y dice Elaine que la emoción le duró a Mónica apenas 15 minutos.
“Yo no entendía por qué y le pregunté. Su respuesta fue sencilla: ´Al final, es un premio por hacer mi trabajo, mañana, cuando me despierte habrá que hacer otro reportaje y otro y otro´. El punto es que los premios son reconocimientos, son palmadas en la espalda, son un poco de visibilidad en una maraña informativa global; pero o nos hacen mejores ni peores como medios”, agregó la autora del blog La polémica digital.
Recientemente Baró participó en el Taller Historias del agua: nuevas formas de narrar la escasez, que ofrecieron la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano y otras entidades, en La Guajira, Colombia.

monica-baro-1

Mónica compite con el reportaje La mudanza (foto tomada de su perfil en Facebook)

“Hay siempre tanto que aprender y captar de todas partes, de cada vida, y a cada segundo, tanto que paso por alto, que siento que no me alcanzan los sentidos. Colombia a mí me explosionó. La adoré. Me conmocionaba constantemente”, comentó para este blog.
Fue para ella una realidad aleccionadora y que la desafió en ese aspecto como solo logra desafiarla Cuba.
“Tuve que cubrir la realidad del Pueblo originario Wayuu, que tiene una visión del mundo muy distinta a la occidental, una comprensión del tiempo y de la existencia muy compleja. Aprendí a respetar el silencio, no el silencio como intervalo sino el silencio como un discurso que puede durar lo que deba durar”, puntualizó Baró.
Para ella todas las experiencias tributan a su visión reporteril, todo lo que ayude a comprender el mundo y la humanidad, sus imperfecciones, sus bellezas, sus virtudes por una simple razón: “la soberbia solo prolongaría la ignorancia”.
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: