LA FÁBULA DEL LAGARTO AZUL (perhriodistis cubenis)

Wallpapersxl Azules Lagarto Azul Reptil Animais Pap Is De Parede Inform Tica Pt 491513 2560x1920.jpgOtra vez Perro Jíbaro se hartó de Lagarto Azul. No era precisamente su vivo tono añil el que lo incomodaba, aunque el can mayor de Manigua odiara esa piel rugosa y distinta del seco pelaje perruno. Tampoco se trataba del pañuelo rojo que sacaba en los veranos para enamorar lagartas. Lo definió una noche de aullar a la luna: abominaba su lengua, que enrollando y desplegando contaba las penas y atascos de Manigua. Y Manigua era perfecta, decía Perro Jíbaro y un coro de pajarracos que secundaba el ladrido. Y la cohorte temía perder las altas ramas sobre las que defecaba. Y el Lagarto Azul pensando. Qué es mejor. Y escuchaba a Puercobarde: vete de Manigua. Oía a Jutíatonta: camúflate entre las hojas. Atendía a Gallopenco: trózarte la lengua. Perro Jíbaro gruñendo y el lagarto observando. Perro Jíbaro aullando y el lagarto hace memoria. Perro Jíbaro bufando y el lagarto sonriendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: