Suite Pyongyang (I)

Hypermedia

Desde que en 1960 la Revolución fundó un nexo con Corea del Norte, cientos de cubanos han conocido el hermético país gobernado durante 70 años por los Kim. Como muchos Marcopolos, regresan con historias que parecen salidas de lo real maravilloso.

Claudia es —entre otras señas— unos ojos grandes que se quiebran en el verde del iris, un rostro de porcelana con la boquita rosácea al mejor modo matrioshka. Rara avis en La Habana. Pero Claudia no nació en esta ciudad ni en alguna europea. Fue en Pyongyang, capital de Corea del Norte, como consta en su carné, su perfil de Facebook y documentos legales.

Sus padres, parte de la embajada cubana, se descubrieron encinta a mitad de la misión. Sus hermanos, que la creían o querían varón, la conocieron de meses y se decepcionaron un tanto.

—Nací en un hospital norcoreano, por tanto, tengo un vínculo jurídico…

Ver la entrada original 3.906 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: